CARNES DE PRIMERA CALIDAD

Características.

A pesar de los prejuicios negativos hacia la carne de cerdo en relación a los problemas cardiovasculares, la realidad es que ésta tiene una composición en grasas que la hace «cardiosaludable”.

 Además de los nutrientes esenciales que integran los productos ibéricos (fósforo, calcio, hierro, magnesio, zinc y vitaminas B y E), Infantes ha hecho especial mención a las privilegiadas condiciones en las que se desarrolla el cerdo ibérico y que se traducen en la calidad y sabor de su carne: “el clima, los horarios, la ausencia de prisas y estrés, el vivir en y de la tierra, la conversación amable y las relaciones humanas son parte integral e indisoluble de la Dieta Mediterránea y, en cualquier caso, ilustran su origen”. De esta manera ha querido describir la Dieta Mediterránea no sólo como una forma de alimentación, sino como una filosofía de vida